¿Qué es blockchain?
Home > ¿Qué es blockchain?
Laura Belén Rivero Duret
Ago 19, 2022 7 mins read

¿Qué es blockchain?

Blockchain es una tecnología relativamente nueva que se utilizó por primera vez en 2008, inicialmente para apoyar a Bitcoin (la primera criptomoneda del mundo) y proyectos similares. Más de una década después, la tecnología blockchain tiene una amplia gama de aplicaciones en sectores como las finanzas descentralizadas (DeFi), la sanidad y la medicina, la logística y muchos más.

Blockchain es un tipo de tecnología de registro digital descentralizado (DTL) que se distribuye entre una gran red de ordenadores o «nodos». Dado que es tan fundamental para las criptomonedas, los tokens no fungibles (NFT) y el mundo de la Web3 en general, una comprensión básica de la tecnología blockchain puede ser increíblemente útil para principiantes.

¿Qué es la tecnología blockchain?

La tecnología blockchain es esencialmente una base de datos distribuida que se comparte entre todos los ordenadores o «nodos» de una red. Se utiliza para almacenar permanentemente información, como las transacciones de criptomonedas, de forma electrónica. Los datos se almacenan en bloques, cada uno está enlazado en una cadena y asegurado por criptografía. Los datos no pueden editarse ni borrarse una vez que se han escrito.

Un elemento clave de blockchain es que está descentralizada. Al compartir la base de datos entre un gran número de ordenadores, ninguna entidad tiene el control. Esto no sólo garantiza la fiabilidad y validez de todos los datos que contiene, sino que hace que la red sea más segura. A diferencia de una red centralizada, como las que utilizan los bancos convencionales y otras instituciones financieras, no hay un único sistema que pueda ser objetivo de los ciberdelincuentes.

Blockchain utiliza un mecanismo de consenso (como el proof-of-work (PoW) o el proof-of-stake (PoS) ) para el acuerdo, y son mantenidas por la comunidad.

Podrías estar interesado en: ¿Qué es “Proof-of-Work” (PoW)?

¿Qué es un bloque en blockchain?

Blockchain es una palabra compuesta formada por las palabras «bloque» y «cadena». Los bloques se utilizan para almacenar cierta información, como una serie de transacciones de criptomonedas, después de haber sido validada por la red. Una vez que un bloque está completo, se cierra y se añade a la cadena para crear una base de datos completa y permanente, o un libro de contabilidad de las transacciones.

¿Cuál es el objetivo principal de blockchain?

Blockchain tiene múltiples objetivos, que pueden diferir en función de su uso. Sin embargo, algunos de los objetivos más comunes para casi todo blockchain son:

  1. Descentralización
    Los datos almacenados en blockchain no son controlados ni mantenidos por una sola entidad. Todos los miembros de la red participan en la actualización de la base de datos, y una vez que se cierra un bloque, no puede ser alterado o borrado de ninguna manera. Esto ayuda a garantizar otro objetivo de blockchain, que es…
  1. Permanencia
    Como los datos de blockchain no pueden ser alterados o destruidos, y la propia blockchain no puede ser interrumpida o cerrada, los datos registrados son permanentes. La cadena está asegurada por criptografía, y dado que un posible cambio en cualquier bloque afectaría a toda la cadena, es prácticamente imposible que la información sea manipulada de ninguna manera.
  1. Transparencia
    Muchos piensan que el comercio de criptomonedas es una actividad completamente anónima, pero eso sólo es cierto en parte. Aunque hay formas de ocultar tu identidad en la medida de lo posible, no puedes ocultar una transacción de criptomonedas. Blockchain es completamente transparente, lo que significa que cualquiera puede ver una transacción. Esto ayuda a evitar la manipulación.

¿Cómo funciona blockchain?

La forma más sencilla de entender cómo funciona  blockchain es imaginarla como una gran base de datos, salvo que en lugar de estar almacenada en un solo ordenador o un único servidor, la base de datos está distribuida entre un gran número de ordenadores o «nodos». Un nodo es otro nombre para un dispositivo de procesamiento, como un ordenador, que forma parte de blockchain.

La base de datos distribuida se compone de bloques individuales, cada uno de los cuales contiene un fragmento de los datos de blockchain, una marca de tiempo digital, su propio hash criptográfico y un hash del bloque anterior. Un hash es esencialmente una larga cadena de dígitos únicos que identifica el bloque y su contenido, algo así como una huella digital.

Son estos hashes únicos los que encadenan cada bloque para formar blockchain de forma completa. Si los datos de un bloque cambian, también lo hace su hash, lo que significa que los bloques siguientes ya no serán reconocidos por el resto de la cadena. Por lo tanto, si un atacante quisiera cambiar un solo bloque, también tendría que cambiar todos los bloques que le siguen.

Eso es casi imposible, ya que esos bloques están distribuidos por toda la red, y toda la red tiene que estar de acuerdo en que esos bloques son válidos. Además, gracias a mecanismos como el proof-of-work (PoW), se necesita una gran cantidad de tiempo y potencia de cálculo para procesar un bloque, por no hablar de cientos o miles de ellos. 

El tipo de información que contiene cada bloque depende del uso que se haga de blockchain. El uso más común hoy en día sigue siendo la criptomoneda, y en este caso, los bloques se utilizan para almacenar los datos de las transacciones, como la información del remitente y el destinatario, la cantidad de monedas transferidas, y la hora y la fecha en que tuvo lugar la transacción.

El proceso de rellenar, validar y añadir un bloque a la cadena se denomina «minería». En muchos casos, los mineros son recompensados por sus esfuerzos con tokens de criptomoneda, lo que ayuda a garantizar que siempre haya participantes dispuestos a contribuir a blockchain.

Podrías estar interesado en: ¿Qué es ‘Proof-of-stake’ (POS)?

¿Cuál es la utilidad de la blockchain?

Aunque el comercio de criptomonedas sigue siendo el mayor uso de la tecnología blockchain, otras industrias han descubierto otros usos para ella. Algunos de los más grandes incluyen:

  1. Contratos inteligentes
    La tecnología blockchain permite los contratos inteligentes, que son esencialmente aplicaciones automatizadas que se ejecutan cuando se cumplen ciertas condiciones. Suelen utilizarse para ejecutar un acuerdo entre dos partes de forma automática y, al no necesitar intermediarios, son instantáneos y baratos.

Los contratos inteligentes también son completamente transparentes, por lo que cualquiera puede examinar su código en blockchain para saber exactamente cómo funcionan.

  1. Economías compartidas
    Blockchain se estn utilizando ahora para permitir que compradores y vendedores, o prestamistas y prestatarios, interactúen directamente al hacer tratos. OpenBazaar es una de estas aplicaciones que permite a los usuarios comprar y vender bienes (como Amazon o eBay) sin intermediarios.
  1. Recaudación de fondos y organizaciones benéficas
    La transparencia total hace que blockchain sea ideal para recaudar fondos y crear organizaciones benéficas, ya que todas las partes pueden ver exactamente a dónde van sus fondos. Y de nuevo, no hay ningún intermediario que se lleve una parte.
  1. Bases de datos gubernamentales
    Algunos gobiernos están utilizando ahora bases de datos de blockchain para la transparencia, facilitando a las agencias gubernamentales el acceso a información crítica sin comprometer su seguridad.
  1. Almacenamiento de datos
    La tecnología blockchain permite sistemas de almacenamiento de datos seguros y descentralizados también en otros ámbitos.
  1. Gestión de la identidad
    Los libros de contabilidad de blockchain ofrecen un método más completo para verificar la identidad de alguien, y la tecnología se utiliza cada vez más para digitalizar y asegurar los documentos para las interacciones en línea.

Referencias

Preguntas frecuentes

Un libro de contabilidad de blockchain es esencialmente una base de datos de transacciones de criptomonedas que se distribuye entre una red de ordenadores o nodos. Gracias a la criptografía y la descentralización, es más seguro que las bases de datos convencionales y centralizadas.

Un contrato inteligente es una aplicación que se ejecuta en blockchain, normalmente para facilitar las transacciones entre varias partes. Los contratos inteligentes están automatizados y se ejecutan automáticamente cuando se cumplen ciertas condiciones, lo que significa que no requieren ningún intermediario o tercero.

Descentralización significa que no hay una entidad central o única que controle blockchain. Éstas, por su propia naturaleza, están distribuidas entre un gran número de ordenadores o nodos, cada uno de los cuales contribuye a mantener blockchain actualizado. No están gobernadas por nadie.

Lo creas o no, la tecnología blockchain se introdujo por primera vez en 1991 cuando Stuart Haber y W. Scott Stometta revelaron un sistema descentralizado para notarizar documentos digitales. Sin embargo, la tecnología nunca despegó realmente en aquel entonces. No fue hasta que el creador de Bitcoin, “Satoshi Nakamoto”, creó el concepto de Bitcoin en 2008, que se puso en práctica el blockchain.

Nakamoto se basó en conceptos ideados por primera vez por Hal Finney (Harold Thomas Finney II), un criptoactivista, que introdujo el sistema RPoW (Reusable Proof-of-Work) en 2004.

La tecnología blockchain tiene posibilidades casi ilimitadas, y aunque su uso más común sigue siendo la criptomoneda, han ido apareciendo en otros lugares a lo largo de los años. 

Hoy en día, la tecnología blockchain puede encontrarse en la sanidad y la medicina, la logística, la investigación, el sector financiero y en muchos otros campos.

Was this article helpful?
YesNo

¿Tienes alguna pregunta? Únete a nuestro Discord

Comparte este artículo:

Sobre el autor

Laura Belén Rivero Duret
Content Creator
Argentina
Creadora de contenidos para la AAG Academy y la comunidad argentina de AAG. Tester de productos para proyectos internos de AAG.

Aviso Legal

Este artículo tiene la intención de proveer información generalizada, diseñada para educar a un gran segmento del público en general, no aporta inversiones personalizadas, ni provee asesoramiento profesional, legal, ni empresarial. Antes de tomar alguna acción, financiera, legal, de impuestos, inversiones u otros, consulta con un profesional que pueda asesorarte en asuntos que te afecten a ti o a tu negocio.

Explore Web3 & Metaverses intuitively with Saakuru®

Sea el primero en enterarte de las noticias

Sé el primero en recibir nuestro boletín de noticias con información sobre la empresa y sus productos, así como noticias del mercado.

🍪
We use cookies to make your experience better. Learn more: Privacy Policy
Accept

Explore Web3 & Metaverses intuitively with MetaOne®

Download now
Download Saakuru